El Patrimonio Cultural en la Administración de Parques Nacionales

En esta sección presentamos cómo se compone el Patrimonio Cultural y cómo es su gestión en las áreas protegidas nacionales.

Patrimonio Cultural en las áreas protegidas.

¿Qué elementos componen el Patrimonio Cultural?

El Patrimonio Cultural se compone por todo vestigio material y/o manifestaciones culturales de valor histórico y social, que representen la evidencia de la diversidad y variabilidad de las actividades y las relaciones entre individuos y el ambiente, en una perspectiva espacial y temporal. También se lo conoce como recurso o bien cultural, y puede ser entendido a través de su:

  • Dimensión Material, que contempla toda evidencia tangible, de cualquier naturaleza, que pueda dar información sobre los grupos humanos, sus actividades y su interacción con el medio en que desarrollaron sus estrategias de ocupación del espacio y de aprovechamiento de los recursos en el pasado. Por ejemplo: sitios arqueológicos, arte rupestre, estructuras, objetos aislados, construcciones, conjuntos arquitectónicos y paisajes culturales, entre otros. Estos pueden presentarse en forma aislada o en concentraciones; sobre la superficie, en el subsuelo o bien bajo el agua.

  • Dimensión Inmaterial, que se constituye por los usos, representaciones, expresiones, conocimiento y técnicas de los grupos humanos que conforman la diversidad cultural. Se transmite de generación en generación y es recreado constantemente por las comunidades en función de su entorno, su interacción con la naturaleza y su historia, otorgándoles un sentimiento de identidad y continuidad en el tiempo. Los ámbitos en los cuales se manifiesta son, por ejemplo, las técnicas artesanales tradicionales, conocimientos y usos relacionados con la naturaleza y el universo, las festividades y celebraciones religiosas, los usos y saberes asociados a las prácticas del lenguaje y las expresiones artísticas entre otros.
Patrimonio cultural inmaterial vinculado a las áreas protegidas.



El Programa Manejo de Recursos Culturales

Este programa está compuesto por técnicas y técnicos profesionales de la APN dedicados a la gestión y a la conservación del patrimonio cultural. Su trabajo se basa en las normativas vigentes en el organismo, en particular la Política de Manejo de Recursos Culturales y el Reglamento para la Conservación del Patrimonio Cultural en jurisdicción de la APN; así como también, las leyes nacionales y las normativas internacionales.

Conforman una red de trabajo interinstitucional, que implica tanto a los encargados de Manejo de Recursos Culturales de las Direcciones Regionales y de la Dirección Técnica de Conservación (todas en la órbita de la Dirección Nacional de Conservación), como a los referentes en el territorio de las áreas protegidas. En conjunto desarrollan tareas y actividades estratégicas, de carácter interdisciplinario y participativo de acuerdo a los distintos niveles de competencia, ya sea, científico, técnico, administrativo y/o de guardaparques.

Entre las tareas que desarrolla el equipo de trabajo están:

  • la evaluación técnica de los recursos culturales, para establecer su importancia o significancia de acuerdo al valor o los valores que estos posean,
  • la actualización del inventario de los recursos culturales,
  • el monitoreo periódico de estos bienes en el territorio y de los factores que lo afectan,
  • el desarrollo de planes y/o proyectos de intervención sobre los recursos culturales que lo requieran,
  • el análisis de solicitudes de permisos de investigación sobre estos bienes,
  • la participación en la redacción de planes de gestión y/o de uso público de las áreas protegidas,
  • la evaluación de impactos ambientales de obras o prestaciones que afecten estos recursos,
  • la capacitación a personal del organismo en temáticas relacionadas con el manejo de recursos culturales,

Actividades de Manejo de Recursos Culturales.


Líneas de acción para el Manejo de los Recursos Culturales

En las áreas protegidas nacionales y en sus zonas de amortiguamiento, existe una gran cantidad de recursos materiales y manifestaciones inmateriales del Patrimonio Cultural, que son gestionados a través de tres líneas estratégicas de trabajo:

  • La Investigación, se refiere a la construcción de conocimiento sobre Patrimonio Cultural en sí, respecto a su significancia (valores asociados) y a los procesos naturales y antrópicos que afectan su estado de conservación. Los avances en investigación son importantes para generar información interpretativa para el público visitante, así como también, para ajustar la planificación de las acciones para el registro y la conservación/salvaguarda de estos recursos. Toda investigación que involucre áreas protegidas nacionales deberá ser expresamente autorizada por la APN de acuerdo a las normativas vigentes (ver GEPIN).




  • La Conservación, consiste en aquellos tratamientos e intervenciones implementadas para mitigar los efectos del deterioro o salvaguardar la integridad de los recursos culturales, sus partes constitutivas y su entorno. Para ello es necesarios evaluar periódicamente el estado del recurso y las condiciones y los factores que puedan afectarlo. Esto implica, además, desarrollar investigación y experimentación respecto a técnicas y tratamientos de conservación física que permitan ajustar las intervenciones. A su vez, la documentación de las manifestaciones inmateriales tiene el objetivo de identificar las prácticas y expresiones tradicionales de las comunidades locales, a fin de poder incorporarlas de forma participativa a las estrategias de conservación.

  • El Uso Público, referencia a la puesta en valor y el acceso con fines educativos y/o recreativos de un recurso cultural, utilizando la información generada por las investigaciones, las acciones de conservación implementadas y los consensos logrados con las comunidades locales involucradas. Para ese fin, existen distintos medios interpretativos como cartelería, folletos, visitas guiadas, centros de visitantes, puesta en valor de sitios, entre otros. Dado su valor y su carácter no renovable, así como también su accesibilidad, no todos los recursos culturales son habilitados al Uso Público, y los que sí lo son, deben incluirse en un plan o proyecto aprobado por la APN.



El Registro Nacional de Recursos Culturales (RNRC) en jurisdicción de la APN


Patrimonio Cultural en áreas protegidas.

La APN cuenta con una base de datos que refleja la existencia patrimonial, el estado de conservación y la etapa de manejo en que se encuentran los recursos culturales materiales de las áreas protegidas bajo su jurisdicción.

Esta herramienta es el primer paso para la gestión del Patrimonio Cultural, pues permite identificar y definir líneas prioritarias de Investigación, y prioridades para la Conservación física y el Uso Público sobre estos bienes.

Si bien, por razones de conservación y seguridad, esta base de datos no está disponible al público en general, a lo largo del 2021, se ampliará en este sitio más información sobre:

  • la cantidad y características de los recursos culturales existentes en cada área protegida nacional,
  • los proyectos de investigación y de gestión que se llevan a cabo,
  • los recursos culturales que estén habilitados al uso público.

A continuación se presenta información derivada del RNRC en formato de tablas y gráficos. Se aclara que los datos publicados están actualizados al 14/12/20.




Si usted desea conocer más acerca del Manejo de Recursos Culturales puede comunicarse por mail a recult@apn.gob.ar, donde se brindará información o se lo derivará con el área técnica correspondiente.

GLOSARIO DE PATRIMONIO CULTURAL

A fin de facilitar la comprensión de los conceptos utilizados en los contenidos referidos a Patrimonio Cultural consulte el glosario.

Link: https://sib.gob.ar/institucional/glosario-patrimonio-cultural

Elaborado por el equipo de Patrimonio Cultural de la Administración de Parques Nacionales.